Cirugía en sesión - borrosa

En Providence Little Company of Mary Medical Center Torrance, estamos dedicados a brindar a los pacientes la máxima comodidad, eficiencia, calidad y privacidad. Entendemos que someterse a una cirugía puede ser exigente física, emocional y espiritualmente para los pacientes y sus seres queridos, por lo que trabajamos incansablemente para brindar atención compasiva y holística a todos.

Con cirugía tanto innovadora como tradicional, así como servicios de apoyo como rehabilitación, salud en el hogar, atención espiritual, orientación familiar e incluso asistencia financiera, brindamos la atención integral que necesita cuando se enfrenta a una cirugía.

Nuestro compromiso con la atención compasiva nos motiva a ofrecer lo último en tecnología quirúrgica y proporcionar procedimientos quirúrgicos altamente efectivos para los pacientes. Con médicos expertos dedicados al avance del tratamiento quirúrgico, nuestros equipos de cirugía utilizan técnicas laparoscópicas, mínimamente invasivas y asistidas por robot al realizar la cirugía.

Totalmente equipado con la última tecnología quirúrgica, nuestro centro médico cuenta con el sistema quirúrgico da Vinci Si HD. El Sistema da Vinci permite a nuestros médicos realizar procedimientos quirúrgicos mayores con las incisiones más pequeñas y el mayor nivel de precisión posible. La cirugía asistida por robot Da Vinci se usa para tratar afecciones como:

  • Cáncer de vejiga
  • Arteriopatía coronaria
  • endometriosis
  • Cáncer ginecológico
  • Sangrado uterino abundante
  • Trastornos renales
  • Cancer de RIÑON
  • Cáncer de próstata
  • Fibras uterinas
  • Prolapso uterino
  • Antes de la cirugía

    Hay varias cosas que puede hacer para prepararse para la cirugía. Tomar las medidas adecuadas antes de su cirugía puede tener un impacto significativo en su recuperación.

    Nutrición

    Una dieta sana y equilibrada es importante, ya que el cuerpo utiliza los alimentos como combustible y para repararse a sí mismo. Una buena nutrición en las semanas previas a su cirugía ayudará en el proceso de curación y mantendrá saludable su sistema inmunológico, lo que disminuirá la posibilidad de infección.

    Comer bien también le dará la energía adicional que necesitará para recuperarse. El sobrepeso también puede tener un efecto adverso en su cirugía. El exceso de peso puede ejercer una presión innecesaria sobre la columna vertebral, lo que puede dificultar el proceso de curación y aumentar el dolor posoperatorio. Además, el sobrepeso puede dificultar técnicamente la cirugía. Una dieta saludable y ejercicio moderado son las mejores maneras de perder esos kilos de más. Por supuesto, tener problemas de espalda puede dificultar el ejercicio. El dolor de espalda puede limitar la movilidad y conducir a un estilo de vida sedentario.

    Pídale a su médico instrucciones específicas sobre el tipo de ejercicio, si corresponde, en el que puede participar. La pérdida de peso drástica antes de una cirugía puede ser peligrosa. En cambio, un programa de reducción de peso cuidadosamente planificado lo ayudará a lograr resultados de una manera saludable y más realista. Perder ese exceso de peso realmente tendrá un efecto positivo en su recuperación y salud en general.

    De fumar

    Si fuma, ¡deje de fumar ahora! Es una de las cosas más importantes que puedes hacer. Fumar afecta enormemente la capacidad de su cuerpo para sanar. Aumentará sus posibilidades de una operación fallida y puede provocar una multitud de complicaciones, como coágulos de sangre y neumonía. Para aquellos que tienen fusión espinal, fumar aumenta las posibilidades de una fusión fallida. Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de dejar de fumar antes de la cirugía.

    medicamentos

    Su cirujano, médico de atención primaria y anestesiólogo le aconsejarán sobre cómo tomar sus medicamentos regulares. En general, los agentes anticoagulantes deben suspenderse dos semanas antes de la cirugía. Los anticoagulantes incluyen aspirina y medicamentos antiplaquetarios, como Coumadin y Heparin. Sin embargo, no suspenda estos medicamentos hasta que lo haya consultado con sus médicos. También se deben suspender los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno.

    Hable con su cirujano sobre cualquier vitamina y suplemento que pueda estar tomando. Muchas vitaminas y suplementos herbales tienen el efecto de diluir la sangre. Algunos pueden interactuar con los agentes anestésicos.

    Sus médicos trabajarán con usted para descontinuar cualquier medicamento que pueda ser dañino y encontrar sustitutos apropiados cuando sea necesario. Asegúrese de proporcionarle a su médico una lista completa de todos los medicamentos, incluidos los medicamentos de venta libre, y todas las vitaminas y suplementos que esté tomando.

    Prepara tu casa

    Preparar su casa antes de su cirugía hará que su regreso a casa sea mucho más tranquilo. Abastecerse de todos los elementos esenciales que necesitará: alimentos, artículos de tocador, materiales de lectura. Prepare las comidas con anticipación y congélelas. Organice su refrigerador y alacenas para que las cosas que más usa estén al alcance de la mano. Consigue popotes flexibles para que puedas beber mientras estás acostado.

    Donaciones de sangre autóloga

    Las donaciones de sangre autóloga permiten a los pacientes usar su propia sangre, en caso de que sea necesaria una transfusión de sangre durante la cirugía. Su sangre será extraída y almacenada en las semanas previas a su cirugía. Las donaciones deben completarse una semana antes de su cirugía. Si se necesitan varias unidades, las donaciones se programan con una semana de diferencia. Su médico determinará si usted es candidato para la donación de sangre autóloga.

    La noche antes de la cirugía

    No coma ni beba nada después de la medianoche, incluida el agua. No chupe, mastique ni trague ninguna sustancia, ni siquiera chicle. Cuando te cepilles los dientes, escupe el agua. No fume. Estas instrucciones son muy importantes para su seguridad. La anestesia puede causar náuseas y vómitos si el estómago no está vacío. Su médico le aconsejará sobre la necesidad de vaciar el intestino. Es posible que le indiquen que tome un laxante o un supositorio.

    Qué llevar al hospital

    Lleve una lista de los medicamentos que toma actualmente, así como la cantidad y la frecuencia con la que los toma. Puede hacer que su farmacéutico le imprima la información. Lleve consigo una lista de números de teléfono importantes, así como una tarjeta de llamadas telefónicas de larga distancia. También traiga la información de su seguro y cualquier documento que le haya dado el médico. Empaque solo lo necesario: una bolsa de artículos de tocador, bata, pantuflas, anteojos, dentadura postiza y audífono. Deje los objetos de valor en casa, incluidos teléfonos celulares, computadoras portátiles, joyas y dinero en efectivo (traiga solo unos pocos dólares). El hospital no puede asumir responsabilidad por estos artículos.

  • El día de la cirugía

    Si su médico le indica que tome algún medicamento oral, tómelo solo con un pequeño sorbo de agua. Llegue temprano al hospital. Generalmente, una hora antes de su procedimiento es suficiente. Se le darán instrucciones específicas sobre cuándo y dónde presentarse. Después de completar el proceso de admisión, lo llevarán al área preoperatoria, donde lo prepararán para la cirugía. Se dirigirá a su familiar o pareja a la sala de espera.

    Su anestesiólogo revisará su historial médico con usted y discutirá el tipo de anestesia que se utilizará. Se colocará una vía intravenosa para administrar medicamentos y se le llevará al quirófano donde se administrará la anestesia. También se le colocará un catéter en la vejiga para drenar la orina.

  • Recuperación

    Cuando se complete la cirugía, lo trasladarán al área de recuperación. Una enfermera controlará sus estadísticas vitales y el anestesiólogo supervisará su recuperación. A medida que desaparece el efecto de la anestesia, los ruidos pueden sonar más fuertes de lo normal. Es posible que tenga visión borrosa, boca seca o escalofríos. Se controlarán sus signos vitales (temperatura, pulso, presión arterial y respiración) a intervalos regulares durante varias horas después de la cirugía. Se revisará la sensibilidad y el movimiento de sus piernas o brazos. La enfermera revisará su vendaje quirúrgico. Se le alentará a que respire profundamente y se mueva en la cama.

    Mientras esté en la sala de recuperación, su cirujano hablará con su familia o con su pareja para informarles cómo está y responder cualquier pregunta. También se controlará su nivel de dolor y se hará todo lo posible para mantenerlo cómodo. La estadía promedio en la sala de recuperación es de aproximadamente una hora. La enfermera y el anestesiólogo deciden cuándo puede salir de la sala de recuperación. Muchos pacientes, todavía aturdidos por la anestesia, no recuerdan mucho de este período. Una vez que se haya recuperado lo suficiente de la anestesia, lo trasladarán a su habitación de hospital designada.

    su estadía en el hospital

    Durante su estadía en el hospital, nuestro personal de profesionales de la salud calificados lo hará sentir lo más cómodo posible y se asegurará de que reciba la mejor atención posible. Su médico lo visita en el hospital para controlar su progreso y puede ordenar pruebas de seguimiento. Él te avisará cuando puedas irte a casa. Otros miembros del personal del hospital también están muy involucrados en asegurar una atención óptima para los pacientes. Este personal incluye terapeutas físicos y ocupacionales, trabajadores sociales, clérigos y planificadores de altas. No dude en hacer preguntas a su equipo sobre su atención o condición. Queremos que sea un paciente informado.

    tu alta

    Su médico determinará el día de su alta y su equipo de atención médica lo ayudará a planificarlo. Por favor haga arreglos para su transporte a casa antes de este día. Si tiene dificultades para organizar el transporte, un trabajador social puede ayudarlo. Por favor notifique a su enfermera. Durante su estadía, su equipo de atención médica discutirá los detalles de su atención posterior al alta con usted o su familia, incluidos sus medicamentos, cuidado de heridas, instrucciones sobre actividades específicas y cualquier necesidad dietética especial. También le brindarán información sobre los recursos y servicios disponibles para ayudarlo durante su recuperación.

    Consejos para volver a casa

    Después de una cirugía de columna, regresar a casa puede presentar muchos desafíos. Es probable que se limite a la cantidad y el tipo de actividades que puede realizar. Es posible que no pueda doblarse, torcerse, levantarse o sentarse durante largos períodos de tiempo. Esto puede hacer que moverse por la casa sea una propuesta difícil. Tendrá que renunciar a algunas cosas, pero con modificaciones y asistencia, podrá hacer la vida un poco más fácil.

    El viaje en coche a casa

    Pídale a la persona que lo recoja del hospital que coloque una bolsa plástica de basura en su asiento. Esto lo ayudará a entrar y salir del automóvil, ya que puede deslizarse en lugar de girar.

    Consejos para bañarse

    Use una alfombra de baño para que no se resbale. Coloque una silla de ducha dentro de la ducha, si es posible. Hará que la ducha sea mucho más segura ya que no estarás tan firme sobre tus pies. Un cepillo trasero de mango largo hará que sea más fácil fregar los lugares difíciles de alcanzar. En lugar de una barra de jabón, use jabón en cuerda o jabón líquido. Es demasiado fácil dejar caer una barra de jabón resbaladiza. Coloque sus necesidades de baño en un carrito de ducha, en un lugar de fácil acceso. De esa manera, todo lo que necesita mientras se baña está en un solo lugar, al alcance de la mano. Un asiento de inodoro elevado lo ayudará a subir y bajar del inodoro con menos molestias.

    Ropa

    Use ropa suelta y cómoda. Ponga cordones elásticos en sus zapatos que se amarren, para que no tenga que atarlos, o use zapatos sin cordones. Un calzador de mango largo te ayudará a ponerte los zapatos con menos esfuerzo. También puedes conseguir un dispositivo que te ayude a ponerte los calcetines.

    Lecho

    Asegúrate de tener un buen colchón. Podría ser una de las mejores inversiones que hagas. Es posible que su médico quiera que use una cama de hospital, que se arreglará mientras aún esté en el hospital. Si no, es posible que desee poner su cama sobre bloques. Esto hará que sea mucho más fácil entrar y salir de la cama. Mantenga almohadas adicionales en su cama para sostener su espalda cuando esté acostado de lado. También puede comprar una almohada especial que quepa entre las rodillas para que dormir sea más cómodo. Asegúrate de tener una mesita de noche que te permita acceder a tus cosas sin alcanzarlas.

    Otros consejos

    Coloque baterías nuevas en sus controles remotos. Un elemento que te hará la vida mucho más fácil es un capturador. Este dispositivo indispensable le permite recoger cosas sin agacharse. Retire las alfombras del piso para que no se tropiece con ellas. Mantenga todas sus necesidades cerca de su andador o bastón, teléfono, números de teléfono importantes, materiales de lectura, todo lo que usará con frecuencia. Si tienes una computadora, querrás tenerla junto a tu cama también. De esa manera puedes usarlo sin tener que sentarte. Lo más importante, no tenga miedo de pedir ayuda. La familia y los amigos pueden ayudarlo a limpiar, lavar la ropa, cocinar, cuidar a las mascotas, hacer mandados, cualquier cosa que usted no pueda hacer. Puede ser difícil pedir o aceptar ayuda, pero el estricto cumplimiento de las órdenes de su médico ayudará a una recuperación más rápida y completa.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink