Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

En Providence, creemos en brindar los procedimientos de diagnóstico más precisos en un entorno comprensivo y afectuoso. Manteniéndose fieles a esta creencia, nuestros médicos pueden utilizar pruebas de detección precisas, como la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, para determinar las causas de una amplia gama de afecciones del páncreas, el hígado y la vesícula biliar con certeza detallada.

La CPRE es un tipo de procedimiento de detección de diagnóstico que utiliza un endoscopio en combinación con rayos X para producir imágenes más claras de su tracto gastrointestinal y sus órganos circundantes.

La CPRE es útil para evaluar los síntomas de afecciones hepáticas y pancreáticas, así como para diagnosticar y tratar problemas en la vesícula biliar y los conductos biliares.

Similar a una endoscopia digestiva alta, sus médicos le administrarán medicamentos por vía intravenosa durante su CPRE. Se aplica un aerosol anestésico en la parte posterior de la garganta para adormecerla. Si es necesario, se coloca un protector en la boca para evitar que se cierre. 

Para ver el tracto gastrointestinal, se inserta un tubo delgado y sensible con una pequeña cámara en el extremo (endoscopio) a través de la boca hasta el estómago y el intestino delgado. A través de un monitor, su médico inspecciona y registra las distintas regiones de su tracto digestivo. 

Una vez que el endoscopio llega a la abertura del conducto pancreático y biliar, un catéter inyecta una pequeña cantidad de medio de contraste en el conducto. El tinte ayuda a producir imágenes claras y detalladas de los conductos en la pantalla de rayos X y le permite a su médico ver y analizar cualquier bloqueo dentro de ellos. 

Si su médico nota alguna anormalidad durante su CPRE, puede tomar una muestra de tejido (biopsia) para un análisis más detallado o colocar stents para prevenir estenosis. Su gastroenterólogo también puede hacer una pequeña incisión en su conducto para drenar la bilis y aliviar la presión.

El procedimiento es generalmente indoloro y puede durar entre una y tres horas. Debido a que la CPRE implica la entrada al tracto gastrointestinal, es importante no ingerir ningún alimento sólido al menos seis horas antes de su procedimiento. 

A pesar de la improbabilidad de que ocurra una complicación durante la CPRE, el procedimiento conlleva ciertos riesgos. Estos incluyen náuseas, acidez estomacal, dolor de garganta y dificultad para tragar, así como somnolencia por los medicamentos sedantes. 

También existe el riesgo de pancreatitis (inflamación del páncreas) si se realiza una biopsia del páncreas. También es importante tener en cuenta que debido a los rayos X involucrados en el procedimiento, existe un ligero riesgo de exposición a la radiación.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink