Montana

Providence: Cuidando a Montana desde 1873

En 1864, cuatro jóvenes monjas católicas comenzaron un largo viaje que no solo las llevó de Montreal a la costa del Pacífico.. sino que también cambió para siempre la atención médica en el noroeste de los Estados Unidos. Esas monjas, todas más jóvenes que 30 – viajó en barco a Panamá, cruzó por tierra hasta el Océano Pacífico y luego continuó en barco hasta Fort Vancouver en el río Columbia. Allí, abordaron un barco de vapor y viajaron río arriba hasta Walla Walla. Luego montaron a caballo 500 millas a lo largo de Mullan Road, recién terminada, primero a través de la meseta sin árboles de Columbia y luego a través de los densos bosques del país de Coeur d'Alene, donde cruzaron el lago Coeur d'Alene en una lancha.

En el tramo final de su viaje, las jóvenes monjas cruzaron las montañas Bitterroot en lo que ahora es Lookout Pass y descendieron al río Clark Fork. Llegaron a la Misión de St. Ignatius al sur de Flathead Lake justo antes de que llegara el invierno, en octubre. 1864, y se convirtieron en las primeras Hermanas en llegar al nuevo Territorio de Montana.

Las hermanas sabían poco sobre su destino. Pero, su misión era clara: para atender las necesidades insatisfechas de la comunidad, particularmente entre los pobres.

Primeros pioneros en el cuidado de la salud y la educación de Montana

Para apoyar su trabajo humanitario, las Hermanas organizaron “viajes de mendicidad” a los campamentos mineros dispersos ya las comunidades de Oregón, Idaho y Montana. Recaudaron lo suficiente para expandir su misión original en St. Ignatius para incluir la Academia del Sagrado Corazón y el Hospital St. Patrick, ambos en Missoula.

en abril de 1873, la Madre Caron, Superiora General de las Hermanas de la Providencia, junto con la Hermana Mary Edward y la Hermana Mary Victor, viajaron a Missoula para iniciar un hospital y una escuela con $500 criados de las giras de mendicidad.

Creciendo para satisfacer las necesidades de Missoula, Montana

El nuevo hospital en Missoula tuvo un comienzo humilde: un edificio de estructura pequeña, simple y frágil. Pero ofrecía atención médica profesional y la cálida preocupación de las monjas católicas que lo dirigían. En los años siguientes, el edificio original sufrió ampliaciones y remodelaciones. En 1889, un nuevo hospital de tres pisos aumentó la capacidad de pacientes de 40 para 90.

Por 1923Sin embargo, se necesitaba más espacio hospitalario para atender a la comunidad de rápido crecimiento de Missoula. La técnica anterior de "recorridos de mendicidad" de las Hermanas no funcionaría para recaudar los $ necesarios45,000. Afortunadamente, las promesas y las donaciones completaron la suma, y se construyó el anexo de cinco pisos y 100 pies por 40 pies. El Hospital St. Patrick era ahora una instalación de 150 camas.

Marcando el comienzo de la atención médica moderna

En 1906, el Hospital St. Patrick fundó una escuela de enfermería, que combinó los ministerios de enseñanza y atención médica. Por 1946, la escuela de enfermería tenía un edificio dedicado y floreció. La formación en enfermería se trasladó a las universidades en la década de 1970. La Escuela de Enfermería St. Patrick cerró en 1978 después de entrenar y graduarse más de 1200 enfermeras

Las Hermanas de la Providencia se enfrentaron a un gran desafío. Para seguir adelante, necesitaban más espacio y más fondos. La instalación que planearon costaría $500,000 – muy lejos del $ inicial500 establecer el hospital en 1873. Se inauguró la nueva instalación, el edificio Broadway. marzo 17, 1952, con considerable fanfarria pública y elogios. Los años siguientes estuvieron marcados por servicios especializados ampliados a medida que St. Patrick agregó tecnología sofisticada y una reputación como un centro cardíaco y oncológico líder en la región.

Por 1980, la escasez de espacio y el constante desarrollo de la tecnología moderna requirieron nuevamente una expansión del edificio. Esfuerzos para recaudar $37.4 millones por un 285,000 Comenzó la instalación de pies cuadrados. Esta instalación, construida en 1984, sigue siendo la sede principal del hospital en la actualidad.

Expansión en el Valle de la Misión

En 1990, el Hospital Saint Joseph en Polson, Montana, se encontraba en una situación financiera desesperada. Las Hermanas de la Providencia asumieron la responsabilidad del hospital el marzo 1, 1990. Esto permitió que el Hospital Saint Joseph continuara brindando atención médica valiosa a la comunidad. Las Hermanas de la Providencia entendieron la importancia del hospital para el bienestar de la comunidad. La Junta Directiva del Hospital Saint Joseph, ante un edificio antiguo que necesitaba amplias mejoras para cumplir con los estándares y mantener su licencia de funcionamiento, revisó las opciones y concluyó que la solución era una nueva construcción.

Modernización de la atención para comunidades saludables

Los patrocinadores reconocieron que los ciudadanos necesitaban atención médica para mantenerse al día con los estilos de vida y la tecnología cambiantes. Los médicos y los pacientes necesitaban equipos modernos de diagnóstico por imágenes, cirugía ambulatoria, fisioterapia, rehabilitación cardiovascular, servicios de salud en el hogar y programas de bienestar. La visión resultante fue una en la que el hospital y los médicos trabajaron juntos para brindar servicios de atención médica primaria en una instalación de última generación, diseñada para satisfacer las necesidades de una comunidad creciente, diversa y que envejece.

El plan incluía reemplazar el edificio de 60 años con una nueva estructura con una moderna sala de imágenes, una nueva sala de emergencias, una nueva sala quirúrgica, habitaciones para pacientes, espacio para consultorios médicos y oficinas administrativas. El costo del proyecto se estimó en $10 millón.

Las contribuciones de la comunidad, combinadas con donaciones de fundaciones, recaudaron $1.6 millón. El saldo de la financiación provino de una emisión de bonos de Providence. El antiguo edificio fue demolido y en su lugar se levantó uno nuevo. El nuevo edificio, Providence St. Joseph Medical Center, aprovecha al máximo las hermosas vistas del lago Flathead. Está lleno de luz natural, lo que combinado con el cuidado, la competencia y la formación de nuestro personal, lo convierten en un lugar de curación especial.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink