Cirugía de cáncer de colon

Cuando tiene un diagnóstico de cáncer de colon, averiguar qué hacer a continuación puede ser abrumador. Providence es su socio en la navegación por las opciones de tratamiento para determinar la cirugía que mejor se adapta a su condición. Con su plan de atención personal en mente, su cirujano combina atención compasiva y tecnología innovadora para lograr el mejor resultado.

La cirugía es el tratamiento más común para todas las etapas del cáncer de colon. Según el tipo y las características del cáncer, su médico determinará qué método de cirugía será el más efectivo.

Escisión local

Si los cánceres son pequeños, están ubicados cerca de la abertura anal y se determina que se encuentran en un estado temprano, su médico puede recomendar una escisión local. Este procedimiento elimina el cáncer a través de la abertura anal y evita una incisión en la pared abdominal para llegar al recto. Los riesgos y el tiempo de recuperación suelen ser menores con este tipo de procedimiento. No es aconsejable para tumores en etapas posteriores, ya que no elimina los ganglios linfáticos asociados con el intestino y puede disminuir la posibilidad de curación y supervivencia a largo plazo. 

Cirugía conservadora de esfínteres/Resección anterior baja

Para los cánceres más grandes, la cirugía consiste en extirpar una parte del recto a través de una incisión abdominal. Los candidatos para la resección o extirpación quirúrgica generalmente se tratan con una combinación de quimioterapia y radioterapia antes de la cirugía para disminuir el volumen del tumor, disminuir la probabilidad de recurrencia local del cáncer y mejorar la supervivencia a largo plazo. 

Los avances en la quimiorradioterapia, además de la experiencia técnica quirúrgica de los cirujanos colorrectales, permiten que la mayoría de los pacientes con cáncer de recto se sometan a procedimientos de preservación del esfínter que mantienen la continencia, la función sexual y la función de vaciado intestinal normal.

Resección abdominoperineal (APR)

Cuando los cánceres de recto involucran el músculo del esfínter u otros órganos pélvicos, como la vejiga o la vagina, no es posible preservar el esfínter. En estos casos, se utiliza un abordaje abdominal y perineal para extirpar el cáncer. Esto necesariamente deja al paciente con una colostomía permanente: una abertura quirúrgica en la pared abdominal inferior a través de la cual se une el colon para permitir que los desechos pasen a una bolsa. Afortunadamente, pocos pacientes con cáncer de recto requieren una colostomía permanente.

Resección de colon/Colectomía parcial

Una parte del colon, incluido el cáncer, se extirpa a través de una incisión abdominal. La resección incluye un margen de tejido de colon normal a cada lado del cáncer y los ganglios linfáticos asociados con esa sección del intestino. La extirpación de los ganglios linfáticos le permite a su médico determinar la etapa de su cáncer.

Una vez que se extirpa el cáncer, el cirujano vuelve a conectar los dos extremos del colon para mantener la continuidad intestinal normal y la función de vaciado intestinal. Las colostomías son raras en el tratamiento del cáncer de colon. A veces se utilizan en casos de obstrucción o cánceres perforados. En estos casos, suelen ser temporales y reversibles.

El cáncer de colon que ha hecho metástasis (diseminación a otros órganos), como el hígado y el pulmón, a veces se puede extirpar con cirugía. Esto depende de la ubicación de la enfermedad, la cantidad de lesiones metastásicas y su condición médica general. La resección quirúrgica completa puede retrasar la progresión de la enfermedad, mejorar la supervivencia a largo plazo y potencialmente curarlo. La cirugía a menudo se combina con otros tratamientos, como la ablación por radiofrecuencia o la criocirugía (congelación), la quimioterapia con infusión local o la quimioterapia convencional.

Resección de colon laparoscópica

La cirugía mínimamente invasiva utiliza una serie de incisiones muy pequeñas (5-10 mm) en la pared abdominal, una cámara (laparoscopio) e instrumentos especializados para realizar procedimientos intraabdominales, como la resección de colon. Este enfoque da como resultado estadías más cortas en el hospital, una recuperación más rápida y un regreso más rápido al trabajo y otras actividades de la vida diaria.

Se ha demostrado que la cirugía laparoscópica de cáncer de colon es igual a los procedimientos abiertos en cuanto a la longitud del colon extirpado, la idoneidad de la cantidad de ganglios linfáticos recuperados y las tasas de supervivencia del cáncer a 5 años. De hecho, la cirugía laparoscópica del cáncer de colon puede incluso proporcionar una ligera ventaja de supervivencia en ciertos estados de la enfermedad.

Cirugía mínimamente invasiva transanal (TAMIS)

TAMIS es una forma de microcirugía endoscópica transanal (TEM) que permite a los cirujanos extirpar algunas lesiones rectales sin extirpar todo el recto. TAMIS es una alternativa mínimamente invasiva que utiliza instrumentos laparoscópicos a través del ano para extirpar lesiones precancerosas y cánceres de recto tempranos sin una incisión abdominal.

TAMIS es un tratamiento alternativo para algunas personas con cáncer de recto en etapa temprana o pólipos precancerosos. En lugar de pasar días en el hospital y sufrir el gran dolor y riesgo de una cirugía abdominal, TAMIS permite que los pacientes se sometan a una cirugía ambulatoria, dolor mínimo y menor riesgo de complicaciones. Su médico de cáncer de colon puede ayudarlo a determinar si TAMIS es un tratamiento adecuado para usted.

Médicos Especialistas en Cirugía de Cáncer de Colon

En Providence, usted tendrá acceso a una amplia red de médicos dedicados y compasivos que ofrecen atención personalizada y se centran en el tratamiento, la prevención y la educación sobre la salud.

Ver todos los doctores especialistas en Cirugía de Cáncer de Colon

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink