Ecografía endoscópica

Para evaluar mejor condiciones como pancreatitis, cálculos en las vías biliares y cánceres que afectan el sistema digestivo, es probable que su médico le recomiende una ecografía endoscópica. El procedimiento no es invasivo y puede ayudar a evaluar cómo un tumor está afectando su cuerpo, lo que le permite a su médico determinar los próximos pasos para su tratamiento y bienestar. En Providence, nos aseguramos de brindar este tipo de procedimientos de diagnóstico exactos y precisos en un entorno solidario y empático.

Un ultrasonido endoscópico, a veces llamado ecoendoscopia o simplemente EUS, es un procedimiento de diagnóstico que se utiliza para obtener imágenes, inspeccionar y diagnosticar condiciones dentro del tracto gastrointestinal y los órganos cercanos, como el páncreas y el hígado.

Similar a un procedimiento de endoscopia superior, EUS usa un endoscopio para ver la condición de sus órganos digestivos. Sin embargo, a diferencia de una endoscopia superior, EUS tiene el beneficio adicional de un transductor de ultrasonido dentro del endoscopio. 

El transductor de ultrasonido le permite a su médico usar ondas de sonido para ver órganos como el páncreas, que a menudo son difíciles de visualizar debido a su ubicación en el cuerpo. Con un EUS, su médico puede evaluar cuidadosamente condiciones delicadas como la pancreatitis, así como determinar el tamaño y la malignidad de los tumores y quistes. 

Las imágenes detalladas creadas por el EUS permiten diagnósticos precisos y ayudan a determinar los próximos pasos para su tratamiento. 

Para obtener imágenes de su tracto gastrointestinal, se inserta en su cuerpo un endoscopio (un tubo delgado y sensible) con una cámara diminuta en el extremo a través de la boca o el recto. A través de un monitor, su médico inspecciona y registra las distintas regiones de su tracto digestivo. 

Mientras su médico examina su tracto digestivo, el transductor de ultrasonido dentro del endoscopio emite ondas de sonido de alta frecuencia a diferentes partes de su pecho y abdomen.

El transductor recoge las ondas reflejadas, que luego se convierten en una imagen electrónica de sus órganos internos. Esas ondas de sonido reflejadas son tomadas por la máquina de sonograma y representadas electrónicamente en la pantalla para producir imágenes en vivo de los órganos internos mientras funcionan.

Si su médico nota alguna anormalidad dentro de estos órganos, puede tomar una muestra de tejido (biopsia) para un análisis más detallado.

Durante su procedimiento EUS, recibirá medicamentos sedantes para garantizar un procedimiento cómodo. Si el endoscopio se va a insertar por la boca, se aplica un aerosol anestésico en la parte posterior de la garganta para adormecerlo. Si es necesario, se coloca un protector en la boca para evitar que se cierre. 

El procedimiento es generalmente indoloro y dura entre 10 y 15 minutos. Debido a que la EUS implica la entrada al tracto gastrointestinal, es importante no comer ningún alimento sólido al menos seis horas antes de su procedimiento. 

La ecoendoscopia es un procedimiento diagnóstico seguro y no invasivo. A pesar de la improbabilidad de que ocurra una complicación, el procedimiento conlleva ciertos riesgos. Estos riesgos incluyen náuseas, acidez estomacal, dolor de garganta y dificultad para tragar después del procedimiento, así como somnolencia por los medicamentos sedantes. También existe un ligero riesgo de pancreatitis (inflamación del páncreas) si se realiza una biopsia del páncreas.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink