Biopsia de páncreas

Para evaluar la gravedad de la pancreatitis y los cánceres de páncreas, es probable que su médico le recomiende una biopsia de páncreas. Una biopsia de páncreas puede ayudar a evaluar cómo un tumor está afectando la función natural de su páncreas, lo que le permite a su médico determinar los próximos pasos para su tratamiento y bienestar.

Una biopsia es un procedimiento que extrae tejido de un área de interés en el cuerpo. El tejido extraído es examinado por especialistas intervencionistas para determinar la presencia o causa de una enfermedad. Cuando se trata del páncreas, las biopsias a menudo se usan para evaluar la presencia y el estadio del cáncer de páncreas.

Las biopsias de páncreas se realizan durante una ecografía endoscópica con una aguja fina. El ultrasonido toma imágenes cuidadosamente del páncreas mientras se usa la aguja fina para extraer una muestra de tejido.

Durante su procedimiento, su médico utilizará una aguja fina como dispositivo de biopsia principal y una ecografía endoscópica para guiar la aguja.

Para obtener imágenes de su páncreas, se inserta en su cuerpo a través de la boca un endoscopio (un tubo delgado y sensible) con una cámara diminuta en el extremo. Mientras su médico examina su abdomen a través de un monitor, el transductor de ultrasonido dentro del endoscopio emite ondas de sonido de alta frecuencia a su páncreas.

Utilizando las imágenes detalladas del páncreas proporcionadas por el transductor, su cirujano insertará el dispositivo de biopsia en el páncreas y extraerá tejido del área sospechosa.

Después de su procedimiento de biopsia, un patólogo examina la muestra de tejido extraído para detectar cualquier complicación. Si el cáncer está presente, el patólogo puede observar las características del cáncer y formular un diagnóstico preciso.

En Providence, nuestros cirujanos, enfermeras y cuidadores trabajan para garantizar que su procedimiento se realice en un ambiente cómodo y tranquilo para evitar complicaciones.

La biopsia de páncreas (y la ecografía endoscópica) es generalmente un procedimiento seguro. A pesar de la improbabilidad de que ocurra una complicación, el procedimiento conlleva ciertos riesgos. Estos riesgos incluyen náuseas, acidez estomacal, dolor de garganta y dificultad para tragar después del procedimiento, así como somnolencia por los medicamentos sedantes.

Debido a que la biopsia requiere la extracción de tejido pancreático, también existe un ligero riesgo de pancreatitis (inflamación del páncreas), así como de infección, sangrado, hematomas o inflamación en el lugar de la inyección.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink