Mesa inclinada

Si sufre desmayos recurrentes o síncope, su médico puede recomendarle una prueba de mesa basculante. La prueba puede ayudar a determinar qué causa el desmayo y proporcionar datos valiosos que su médico puede usar para tratar mejor sus afecciones.

Una prueba de mesa basculante es un examen que se usa para evaluar y diagnosticar la causa de los desmayos entre los pacientes.

Los desmayos a menudo pueden ser causados por varias condiciones, como arritmia, presión arterial baja o síndrome vasovagal.

Al cambiar su posición de acostado a parado en un ambiente controlado, la prueba de inclinación muestra cómo responden su ritmo cardíaco y su presión arterial a un cambio de posición. Esto ayuda a determinar qué está causando específicamente tus desmayos.

Durante la prueba, generalmente se inicia una vía intravenosa para administrar medicamentos. También se puede colocar un catéter en la arteria para controlar la presión arterial.

Su médico también colocará electrodos y un manguito de presión arterial para controlar su frecuencia cardíaca y presión arterial.

Durante la prueba, estás atado a una mesa que se mueve entre posiciones horizontales y verticales. A medida que lo mueven entre las posiciones acostada y de pie, sus médicos controlarán sus signos vitales para detectar qué causa su desmayo.

Si se encuentra una causa para el desmayo, se pueden administrar medicamentos por vía intravenosa para ayudar a prevenir los episodios. Esta información ayudará a su médico a encontrar la mejor manera de tratar estos episodios.

Si se desmaya durante el procedimiento, lo regresarán a una posición horizontal hasta que recupere el conocimiento.

Una prueba de mesa basculante es un procedimiento seguro. A pesar de la improbabilidad de que ocurra una complicación, el procedimiento implica varios efectos secundarios. Estos incluyen náuseas, cambios en la presión arterial, mareos y cambios en la frecuencia cardíaca.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink