pareja de ancianos bailando

Neuroscience Screening Services

2156.6 millas de distancia
509-942-2660

Neuroscience Screening Services

2156.6 millas de distancia

Nuestro servicio de detección de neurociencia, también conocido como neurodiagnóstico, analiza y monitorea la función del sistema nervioso para ayudar a planificar un tratamiento eficaz de enfermedades y afecciones neurológicas.

Nuestros tecnólogos de neurodiagnóstico registran la actividad eléctrica del cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos utilizando una variedad de técnicas e instrumentos. Su trabajo incluye:

  • Preparación de los pacientes para los procedimientos.
  • Obtención de historias clínicas
  • Registro de potenciales eléctricos
  • Cálculo de resultados
  • Equipo de mantenimiento

Los tecnólogos de neurodiagnóstico están capacitados para comprender la neurofisiología y reconocer la actividad eléctrica normal y anormal. Actúan como ojos y oídos para médicos especialmente capacitados que luego revisan e interpretan los datos.

Ofrecemos pruebas para pacientes de todas las edades, tanto en el hospital como de forma ambulatoria. Las interpretaciones del EEG pediátrico se realizan en colaboración con Hospital de niños de Seattle y Centro Médico Sueco. Los neurólogos de Kadlec Neuroscience realizan las interpretaciones para niños mayores y adultos.

Algunas herramientas de detección disponibles en Kadlec incluyen:

  • Electroencefalograma (EEG)

    Un electroencefalograma (EEG) mide y registra la actividad eléctrica del cerebro y traduce esa actividad en una serie de líneas onduladas. Condiciones tales como convulsiones a menudo demostrarán cambios en esta actividad eléctrica. Es probable que se ordene la prueba de EEG para ver si hay irregularidades continuas en la actividad eléctrica del cerebro que puedan estar produciendo convulsiones.

    La actividad eléctrica normal en el cerebro crea un patrón reconocible. Las convulsiones producen patrones anormales muy específicos. Incluso sin tener una convulsión, los médicos pueden reconocer patrones anormales que son marcadores del riesgo de convulsiones.

    Tener un EEG es un procedimiento seguro e indoloro.

    Cómo funciona un EEG

    Las pruebas de EEG se pueden realizar en el Kadlec Neuroscience Center. A veces, a la persona que se someterá a la prueba se le indicará que se quede despierta hasta tarde la noche anterior y que evite las bebidas con cafeína la mañana de la prueba.

    Antes de la prueba, el tecnólogo de EEG aplica los pequeños discos de metal (llamados electrodos) en varios lugares del cuero cabelludo. Se utiliza un pegamento o pasta especial para unir los discos de electrodos. Se lava después. A veces, en su lugar, se usa una gorra con los cables ya conectados.

    Algunas pruebas de EEG se realizan mientras está sentado en una silla; otros se realizan mientras te acuestas en un sofá.

    Durante la prueba, el tecnólogo puede pedirle que respire profundamente por la boca durante un breve período de tiempo. Puede sentirse un poco mareado o notar entumecimiento en las manos o los pies. Esto desaparece una vez que la respiración vuelve a la normalidad. El tecnólogo puede hacer brillar una luz intermitente en sus ojos o pedirle que los abra y los cierre rápidamente varias veces. También se le puede pedir que duerma o que dé otras respuestas simples, según los objetivos de la prueba.

    La prueba de EEG promedio puede durar 35 para 40 minutos; uno que involucre un período de sueño tomará más tiempo.

  • Electromiografía (EMG)

    La electromiografía (EMG) son pruebas que se utilizan para medir la función de los músculos y los nervios. Ayudan a identificar la causa del dolor, entumecimiento, hormigueo, debilidad o atrofia. Ejemplos de condiciones que pueden ser diagnosticadas incluyen neuropatía, síndrome del túnel carpiano y ciática.

    Son procedimientos en consultorio y no requieren hospitalización. En promedio, un EMG dura entre 30 minutos y dos horas, dependiendo de cuán extensa sea la prueba que ordene el médico. Se puede realizar en cualquier momento del día y, salvo contadas excepciones, no requiere ninguna preparación especial.

    Cómo funciona un EMG

    Durante esta prueba, usted se acuesta en una mesa de examen, junto a una máquina EMG (que parece una computadora de escritorio o portátil). La prueba consta de dos partes, aunque a veces una puede realizarse sin la otra. La primera parte se llama Estudios de conducción nerviosa. Cuando esto suceda, sentirá una sensación de hormigueo que puede o no ser dolorosa. Entre los pulsos breves no sentirás dolor.

    Debido a que hay varios nervios en cada extremidad (mano o pie) que deben evaluarse, el procedimiento se repite tres o cuatro veces o más por extremidad estudiada. La cantidad de corriente entregada siempre se mantiene en un nivel seguro. Los pacientes que usan marcapasos u otros dispositivos eléctricos no deben preocuparse ya que esta corriente rara vez interferirá con dichos dispositivos.

    La segunda parte de la prueba se llama examen con aguja. Las agujas que se utilizan son delgadas, finas y de aproximadamente 1¼" de largo. Esto prueba el músculo para ver si ha habido algún daño como resultado del problema del nervio o si la enfermedad involucra al músculo mismo. Por lo general, se toman muestras de cinco o seis músculos en una extremidad, pero en ocasiones, si tiene problemas en más de un área, es posible que sea necesario estudiar músculos adicionales.

    La aguja generalmente se inserta en el músculo relajado y se mueve suavemente hacia adentro para registrar la actividad muscular. La parte dolorosa de esta sección es cuando la aguja se inserta por primera vez a través de la piel, ya que todos los receptores del dolor se encuentran en esta área. Una vez dentro del músculo, sentirá incomodidad o presión en lugar de dolor.

    Es común que no se administre ningún tipo de sedación para que pueda regresar al trabajo u otra actividad regular después de que se complete la prueba. Además, necesitaría que alguien lo llevara a casa después de recibir la sedación y esto no siempre es fácil de arreglar.

  • Estudios de conducción nerviosa (NCS)

    Los estudios de conducción nerviosa (NCS) se utilizan para evaluar la conducción eléctrica de los nervios en el cuerpo. Los ejemplos de afecciones que se pueden diagnosticar con NCS incluyen neuropatía, síndrome del túnel carpiano y radiculopatía.

    Una NCS se realiza proporcionando un pequeño pulso eléctrico al nervio con una sonda en la piel en un sitio y registrando la señal en un lugar diferente a lo largo del nervio colocando electrodos en la piel. Es posible que experimente un pequeño hormigueo similar a la sensación cuando uno golpea el "hueso de la risa" en el codo.

    Como hay varios nervios en cada extremidad que necesitan ser probados, el procedimiento se repite tres o cuatro veces o más por extremidad estudiada. La cantidad de corriente entregada siempre se mantiene en un nivel seguro. Los pacientes que usan marcapasos u otros dispositivos eléctricos no deben preocuparse ya que esta corriente rara vez interferirá con dichos dispositivos.

  • Potenciales evocados (PE)

    Los potenciales evocados [PE] son registros de la actividad eléctrica del cerebro, los nervios espinales o los receptores sensoriales en respuesta a una estimulación externa específica. Los potenciales evocados son útiles para evaluar una serie de problemas neurológicos diferentes, que incluyen:

    • Lesiones de la médula espinal
    • Pérdida de la audición
    • Visión borrosa y puntos ciegos
    • Neuroma acústico
    • Neuritis óptica

    Los potenciales evocados se realizan utilizando auriculares para estimular la vía auditiva, un patrón de tablero de ajedrez en una pantalla de televisión para estimular la vía visual o una pequeña corriente eléctrica para estimular un nervio en el brazo o la pierna.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink