Pie y Tobillo

Complejos, de diseño intrincado y sujetos a estrés constante, el pie y el tobillo son algunas de las áreas del cuerpo que se lesionan con más frecuencia. 

En St. Jude, ofrecemos cirujanos ortopédicos capacitados como becarios y podólogos certificados por la junta comprometidos con mejorar la salud del pie y el tobillo. Nuestros especialistas ofrecen tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos para una amplia gama de problemas, que incluyen lesiones, artritis, deformidades y afecciones nerviosas. Ya sea que la solución sea ortesis personalizada, fortalecimiento y reentrenamiento muscular, reparación mínimamente invasiva o reconstrucción compleja, somos expertos en aliviar el dolor y ayudar a los pacientes a recuperarse. 

Las áreas de especialización incluyen: 

  • Inestabilidad del tobillo
  • Artritis 
  • lesiones atléticas
  • Corrección de juanetes y dedos en martillo
  • Reemplazo y trasplante de cartílago
  • Reconstrucción compleja 
  • Esguinces crónicos de tobillo
  • Deformidades del pie, incluidos problemas de pie plano y arco
  • Fracturas y lesiones traumáticas
  • Reparación y reconstrucción de ligamentos
  • Trastornos nerviosos y atrapamiento
  • Injerto, reparación y reconstrucción de tendones

Servicios Especializados

  • Reparación mínimamente invasiva del tendón de Aquiles

    Los cirujanos del Instituto Ortopédico de St. Jude están utilizando una nueva técnica quirúrgica mínimamente invasiva, llamada PARS, para reparar con éxito las rupturas del tendón de Aquiles a través de una incisión de una pulgada de largo. La recuperación es mucho más rápida que con una reparación abierta tradicional o con enfoques conservadores, y el resultado final es más fuerte, con menos posibilidades de que se vuelva a romper. 

    En lugar de "limpiar" los extremos del tendón roto y deshilachado, la nueva técnica utiliza el tejido dañado, cosido en forma de reloj de arena con los tejidos sanos del tendón, para ayudar a reparar el desgarro, mejorando la curación y la fuerza.

  • Artritis de tobillo

    Debido a que el tobillo absorbe todo el impacto del cuerpo, el dolor de la artritis reumatoide o relacionada con un traumatismo puede ser especialmente grave y debilitante. Para muchas personas que sufren de un tobillo lesionado o enfermo, la cirugía de reemplazo de tobillo puede eliminar el dolor y ayudarlos a regresar a sus actividades cotidianas. Usando las técnicas y materiales más nuevos, nuestro cirujano de pie y tobillo certificado por la junta reemplaza la articulación del tobillo lesionada, lo que permite un movimiento natural y sin dolor.  

    No todos los pacientes son buenos candidatos para el reemplazo de tobillo. Para algunos, la fusión del tobillo, donde se extrae el cartílago articular dañado y los huesos alrededor del tobillo se unen en una estructura sólida e indolora, ofrecerá mejores resultados.  

  • Condiciones médicas
    Los problemas de salud como los trastornos nerviosos y circulatorios, la parálisis cerebral, la diabetes y los accidentes cerebrovasculares pueden generar dolor, debilidad y deformidad en el tobillo y el pie. La prevención y el tratamiento agresivos permiten que nuestro especialista en ortopedia corrija los desequilibrios musculares y evite que las deformidades del pie se vuelvan permanentes. Para algunas condiciones, los aparatos ortopédicos y la fisioterapia por sí solos pueden ser exitosos. En otros casos, la cirugía, incluida la transferencia o el alargamiento del tendón, puede ayudar a realinear el pie y permitir el movimiento normal.
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink